CHEESECAKE DE BONIATO

Para finalizar este macropuente vengo con un capricho… me apasionan las tartas de queso en todas sus variedades. Cuando vi esta receta me pareció muy interesante hasta que la hice. Entonces realmente me quedé enamorada de ella, Cheesecake de boniato.

Estamos en temporada de boniatos, así que podéis encontrar en los mercados y mercadillos muy baratos y tiernos, yo particularmente los he cogido de nuestra huerta.

Os animo a que la hagáis este fin de semana aunque con los días tan maravillosos y soleados que están haciendo no apetece quedarse en casa…

Por favor, no dejéis de hacerla es una buena opción para sorprender estas navidades.

Ingredientes

200 gr de boniato amarillo ecológico

400 gr de galletas tipo digestive

180 gr de mantequilla sin sal

100 gr. de queso mascarpone

200  gr de queso crema tipo philadelphia, no puede ser light

125 gr de azúcar

250 gr de nata para montar muy fría.

Canela en polvo

Jengibre en polvo

Sirope de chocolate para decorar

Preparación

  1. Precalentar el horno a 200º C, calor arriba y abajo
  2. Limpiamos bien el boniato, lo ponemos en una bandeja de horno y lo asamos 90 minutos aproximadamente o hasta que al pincharlo esté blando. (este tiempo depende de lo tierno que sea el boniato, para esta ocasión el mío estuvo 80 mínutos porque estaban recién sacados de la tierra).  Dejamos enfriar, yo lo suelo hacer el día antes.
  3. Retiramos la piel del boniato y lo aplastamos con un tenedor. Reservamos.

Vamos con la base del pastel:

  1. Trituramos las galletas en un robot de cocina, las incorporamos a un bol.
  2. Derretimos la mantequilla en una bol en el microondas 20 segundos aproximadamente a potencia media. Yo voy haciéndolo poco a poco para que no se queme, es decir, la pongo 10 segundos y veo como está y luego 5 segundos , etc.
  3. A continuación mezclamos la mantequilla con la galleta triturada hasta conseguir una masa homogénea .
  4. Engrasamos un molde desmontable y colocamos la masa de galleta por la base y las paredes, presionamos suavemente con una cuchara para compactar la mezcla y lo ponemos en la nevera durante dos horas.
  5. Montamos la nata fría con una batidora de varillas a una velocidad media y reservamos en una bol ( no batir muy fuerte porque puede convertirse en mantequilla).
  6. En otro bol mezclamos a velocidad media los quesos con el azúcar hasta que esté el azúcar diluida.
  7. Añadir el puré de boniato y volvemos a mezclar a velocidad media.
  8. Añadimos la canela y el jengibre. La cantidad va en función del gusto de cada uno. Eso sí del jengibre poner muy poco ya que si se abusa de él pica.
  9. Finalmente añadimos la nata montada y mezclamos con una espátula con movimientos suaves y envolventes hasta que esté todo completamente integrado
  10. Vertemos la mezcla en el molde con galleta. Decoramos con el sirope de chocolate.
  11. Ponemos la tarta en la nevera como mínimo 6 horas.
  12. Pasado este tiempo, desmoldamos y ya está listo para servir.